Vulnerable.

Eres como un sueño, del que despierto y solo quiero volver a soñarte, volver a sentirte…

Y te he extrañado, y no quería aceptarlo, porque siempre es más fácil hacer como si nada, y nada, porque a pesar de los esfuerzos, nada, seguía ahí, extrañandote.

Y dirás ¡qué inconsistente!, porque, vamos, ¿qué quiero finalmente?… ni yo lo se.

Tal vez solo quiero verte preguntándome si eres tu a quien quiero, y ya, omitir una respuesta mientras te beso.

Y, tal vez es eso, tal vez eso es todo lo que quiero, que pases horas diciendome cosas cursis, cursis, y yo solo ocultarme en ese espacio hermoso y calientito entre tu hombro y tu cuello. Y susurrarle cosas cursis, cursis, a tu corazón. Tal vez solo quiero eso, ese espacio que casi ya es mío, tal vez solo quiero posicionarme ahí un buen rato, sentir tu corazón, con tu melodía… esa que acelera cada vez que te beso…

No con esto digo que te quiera a ti, no. Solo quiero ese espacio, que es mio, y se encuentra en tu cuerpo. Solo quisiera poder respirar de él un rato, por las mañanas. Y al dormir, que tararee una voz que viene de él mientras unas manos acarician suavemente mi espalda. Y no con esto digo que te quiero a ti, no te confundas.  Solo quisiera, aquí, en este momento, a mi lado, a ese ser humano, a esa voz, a esos ojos, a ese espacio, a tu calor, digo, a ese calor, que proviene de ese ser, que de casualidad tiene una voz muy parecida a la tuya, pero no eres tu.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s