Amazing dad.

Debo aceptarlo, he crecido terriblemente engreída por alguien maravilloso que aguanta todas mis boludeces, que me apoyó cuando cambié de carrera, sin siquiera haber empezado, y me apoya hoy en día en cada giro que le doy a mi vida.

Hoy fue el día de los recuerdos, vino a nosotros esa época del cole, cuando en las mañanas me peinaba una y otra vez, hasta que dijera “si, ya está, así está bonito”. Y mientras, me hablaba de sueños, de anécdotas, de Cien años de soledad.
Recordamos la primera vez que estuvimos lejos, porque el grababa nuestras conversaciones, donde una voz pequeñita decía “te quiero pa'”, y una voz entre cortada respondía “yo también te quiero mucho princesa”. Y aun ahora, cuando estamos lejos, me escribe todo su amor y consejos en inglés, por que suena mas bonito.
Y es que es él , quien cuando me ve un sábado en casa me lleva de compras, al cine o a un restaurante lindo. Y quien es el mejor acompañante para un café, un viaje, un sueño…
Mi viejo es increíble.
Es ese ser maravilloso que llama al segundo de un temblor. Que me sirve buen vino en el almuerzo. Que me da ánimos en mis proyectos sin sentido.

Esa persona que a los 13 me dijo que no todo lo que ellos dijeran lo tenia que aceptar, que tenía ideas propias y debía mantenerlas y si era posible cuestionar las de ellos.
Ese hippie decente, que nos despertaba escuchando Woodstock del 69. Ese rebelde.

Esa persona a quien recurro siempre. Mi primer llamado, mi osito, mi boo.
Ese ser increíble, mi héroe, mi ejemplo, el hombre perfecto, mi padre.

Uno de los “culpables” de tener estándares tan altos al momento de elegir a alguien.
Y me lo han dicho, actúo como si mereciera ser tratada como una princesa. No sé si lo merezco. Pero el me trata así, para el soy su princesa. Existe cierto brillo de esperanzas en sus ojos cuando algo me sale bien. Y una copa de vino, cuando no, recalcando que, casi nunca, la culpable seré yo.

“Cuando era pequeña, siempre pensé que todos los hombres eran personas creadas para protegernos, amarnos y sacarnos mil sonrisas.
Resultó que estaba equivocada, sucede que tengo un padre increíble, y ya.”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s