Cada instante de ti.

Te recuerdo.

 

Dias como hoy, te recuerdo…

Con el cabello alborotado, los lentes mal puestos, y el corazón mal situado.

Eso era lo malo de los millonarios, eventualmente les roban. Eso es lo malo de ocupar un cargo, eventualmente te despojan… eso era lo malo de tener un corazón.

Te recuerdo, en muestras como esta, tu recuerdo, tu voz bajita repitiendo a mis espaldas mis palabras, tratando de imitar mi voz chillona, que siempre pedías escuchar.

Y te recuerdo, recogiéndome de todo lugar, haciendo una breve parada cuadras de mi casa, para conversar.

Y es que para ti, siempre tendré el mundo en mis manos, y si así quisiera, hacerlo girar, izquierda, derecha o full stop. Para ti, siempre seré la niña engreída, incomprendida y presumida, toda tu adoración… hasta que ese fin llegó.

Son momentos como este, cuando te das cuenta que nada volverá a ser lo que era. Ese momento en el que los papeles de las personas en tu vida cambian. Y ya no seras el muerto de amor, serás ese amigo que pregunta por mi salud y ya… Y estará bien… y está bien.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s