15 to 16

Cambios.

Reflexiones de fin de año. Que mal hacen…
Pararse frente al reloj y dar cuenta, de lo ganado, de lo vivido, de lo disfrutado y de lo perdido. De esos adioses dispersados a lo largo del año, de esos “bienvenido” y de esos “re-welcome”…
De verse a través de esos días de angustias, de dolor, de penas y versos, atravesados, mutilados, acribillados.
De verme en el tiempo y reconocer el cambio, y los quarters para el laundry de fin de año.

Que pesado se pone todo al momento del recuento final, del momento de pedir la cuenta y cancelar, salir de ese bar-mala-muerte, para volver a escoger un lugar donde pasar un año nuevo. Que pesadez darse cuenta de todo aquello que cambió, para bien o mal, y que no volverá a ser igual.

Porque quien se fue, aun así regrese, no vuelve igual… y podria cerrar con eso mi ultima palabra para este año. Para este momento, para estas etapas.

Y me voy en silencio a ese risco, donde el mar azota las penas ajenas, donde las rocas se limpian con la marea, desde donde, como las estrellas, veo pasar la marea, veo como se alejan aguas que nunca han de volver, no iguales, no juntas, con otro ritmo y otra verdad.
Y soltar al viento esos recuerdos, para atarlos para siempre a mi memoria, y continuar…
Porque habrá siempre quien afirme, que el amor es un milagro que no hay mal que no cure, pero tampoco bien que le dure 100 años.
Y aquí, termino el año curandome, con amor, de aqui hasta el cielo, hasta el infinito, hasta donde dure…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s