En la oscuridad, una luz…

Y existes, ese apoyo incondicional, esa sonrisa, esos ojos brillando de alegría, existen.

Y ya no hay dolor, no hay sufrimiento, solo alegría en el corazón.

Inexplicable, mágico, sublime.

Podría verte día y noche a mi costado, y jamas agotaría la ilusión, la esperanza…

Y podría bien no estar a tu lado, pero sentirte cerca.

Tu voz, tu interés, tu cuidado.

Tu, tomando mis manos, sacándome de ese vacío.

Tu, abrazándome el alma, derritiendome con el calor de tu abrigo.

Tu simple existencia, tu.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s