¿Oye no quieres quedarte “un minuto” conmigo?

Mírame a los ojos, déjate morir en tu reflejo. Quédate. No te vayas…

Solo un minuto, lo que dura una vuelta en el carrusel. Uno, tan solo uno. Un minuto contado desde la eternidad. Un minuto con sabores amargos de soledad. Un minuto, tan corto, tan instante, tan inmensidad.

Llena el espacio a mi lado, por un momento, hasta que este tibio ese lugar. Solo, tan solo un instante llena todo de felicidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s