¿Cuándo fue la ultima vez que miraste el cielo?

[…]

Básicamente había silencio, silencio, pero de noche.

Ambulancias, música, cantos, gritos, botellas.

Ruido.                                     Ruido de un lejano pasado.             Ruido y luces.               Cambiantes, cortantes, cegadoras, luces estridentes hasta los huesos.

Pesadez, mala compañía y un poco de hambre.

Mala compañía, pésima compañía, llena de juicios fuertes respaldados de argumentos inválidos. Juicios, prejuicios, criticas, hipocresía.

Bulla…

Soledad.

¿Qué tan sola te puedes sentir estando rodeada de tanta gente?                                                           Lo suficiente.

La memoria viene y va, las moscas distraen la mente.

El humo del cigarro entra y sale, consume y vive sin razón.

Sola.

Vaga.

Abandonada.

Hilarante nostalgia..

Soledad.

Hermosa, vienes a mi, que me encuentro escapando de todo y a la vez de nada.

Silencio.

Calma.

[Unos, dos, tres.]

Baila, baila bandoneón, duele en el alma, acaricia el umbral de mi corazón. Llaga sangrante. Calma.

Calma.

Respira lo eterno.

Calma.

Y cuando despierte de este falso sueño de felicidad.

Cuando al fin despierte…

Gritar.

Llena mis pulmones suave brisa helada, corazón, tu alma, fría como tu alma. Grita. Grita.

Tiritan mis pupilas entre aquellos rastros de vida que pinta el infinito. Infinito cielo, infinito. Calmo, quieto.

Ríe estrella.

Ríe, tu existencia sobra y basta para llenar la eternidad de los sueños de aquellos que vamos viviendo paz, soñando libertad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s