Porque la canción ha terminado, lo sé, lo siento, y cuanto, pero queda siempre en el aire la melodía.

La estancia fue hermosa, la compañía excelente, los tragos iban y venían, quien podría adivinar qué al bajar del avión, me internaria en una habitación gris, para morir de pena por ti. Y luego, con una alarma en otro huso horario, despertar con el recuerdo de tan dulce agonía diciendo: “El placer ha sido muy sumamente demasiado grande”…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s