Un día de cólera.

El mundo puede fallar, pero entonces la musica no deja de sonar.

Puedo una tarde volar en fiebre, y ver el amanecer en una plaza.

Puedo morir, y resucitar cada domingo.

Puedo enamorarme de ti, de el, de todos ellos eternamente un par de noches.

Puedo fumarme la vida entera una vez al mes.

Puedo reír.

Puedo sentirme la mujer más hermosa del mundo y regalar sonrisas por doquier.

Puedo dejar de contestar tus llamadas y decidir que no serás parte de esto.

Puedo tomar un crucero y dar la vuelta al mundo sin avisar.

Puedo dormir en alguna estación del metro.

Puedo alejarme de ti, puedo decidir con quién compartir.

Puedo cambiar de decisión, las veces que me venga en gana.

Puedo decir lo que pienso, lo que siento y puedo salir con quién quiero.

Soy excesos, soy vida, soy necedad, soy mis decisiones, mis aciertos, mis errores, pero soy yo.
Y soy el día a día sin mayor explicación.

No vivo por ti ni para ti.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s