Bad boy.

Bad boy.

Pudo haber sido esa tarde,
en la que a media calle y sin importarte nada,
me gritaste a todo pulmón que me amabas.

Pudo haber sido tu forma de ser,
un exterior crudo y sin preocupaciones,
y un interior blandito, acolchonado, casi calientito.
Como para quedarme todo el día ahí.

Pudo haber sido eso,
que más que gustarme por tener la apariencia de ‘chico malo’,
me gustaras por lo que en realidad eres.
Porque estás lleno de preocupaciones.
Porque estás lleno de mí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s