Te queria siempre un poco mas.

Te quería siempre un poco mas, un poco mas que a todos, siempre mas.

Te quería por que no te conocía, te quería, te quería, tal vez te quería conocer.

Trataba siempre de ver, sentada observándote,

“¡Qué ser para lindo!”, entre prosas y ritmos, que ser tan lindo…

Te miraba todos los días con el llegar del atardecer,

te miraba y contemplaba, casi te acariciaba con la mirada.

y te quería siempre poco y mucho, a veces.

Sonreías y te quería mas, te quería mucho mas, con tu sonrisa clavabas mi alma como un cristal.

Hasta que desapareciste un día, no volviste a mi, no mas, nunca mas.

No te vi partir, no me despedí, con tus pequeñas alas alcanzaste el cielo y no volviste mas.

Y me quede queriéndote tanto, en el recuerdo, entre arboles talados.

El tiempo paso, y aun vuelvo por aquel lugar,

aún me quedo hasta el atardecer y no llegas tu mas, nunca mas.

Aún paso el tiempo contemplando el vació,

aún por momentos veo tu silueta dibujada en la eternidad.

Me parece verte ahí, pequeño, sonriendo.

Y empiezo a querer tu recuerdo, resignado, siempre, un poco mas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s