Breeze.

Me gustaba ver a los pájaros volar.

Ellos podían subir, ir a un lado, de costado, planeando sobre cualquier lugar, como si fuera lo mas fácil, gracias a sus alas, salvajes y libres, hacia adelante y hacia a tras, retrocediendo y dando vueltas por el aire.

Podía verlos por horas. Libres, totalmente libres. Y yo que solía pensar que a mi alrededor no existía libertad, pero estaba equivocada, siempre estuvieron ellos, dueños allá en lo alto, de toda felicidad.

Y, ¿quién podría, sino, ser mas feliz? Y la respuesta, cada que levantaba la mirada, ahí arriba, hasta aquel día en que te vi.

Bajas sonriendo al viento, como solo sonreían ellos, tan perfecto, tan perpetuo, tan pleno, tan tú. Y de pronto, tu voz, grave melodía de caricias como brisas, con la palabras exactas, siempre, una y otra vez…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s