No sé lo que quiero, pero sé lo que no quiero.

Eres como ese juguete de cuerda que no anda más. Como el reloj que no puede llegar a las nueve. Casi como un bebe a las 10 pm.

¿Me dices que yo no te dejo andar?, no veo cuerdas que no te dejan amar. Sé que no puedo volar, que no soy copa D ni me gusta rezar, pero, ¡así soy! Y te pido por favor que me dejes como tal.

No vales tanto, ni valgo tan poco. Es sencillo, esto no va más.

¿Si recuerdo todas aquellas promesas en todas esas fuentes? Si, las recuerdo, pero ¿las mejores promesas no eran esas que no se debían de cumplir?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s