Whoever you think you are

Te había recordado siempre muy poco. La verdad, casi nunca te recordaba. No me acordaba de ti ni siquiera cuando lo intentaba, y eso que muchas veces el recuerdo, bueno o malo, depende bastante de la voluntad. Cuando intentaba pensar en ti, terminaba siempre pensando en otra cosa y tu imagen se iba difuminando, todo tu ser palidecía hasta desaparecer por completo.

He tratado de ocuparme de ti, de comunicarme contigo cuando estas cerca, pero realmente es algo imposible y, además, no me interesa.

Definitivamente, somos un par de mudos que viajan por mundos aparte. Dos personas que caminan por el mismo jardín pero que, es lógico, cada uno ve su propio jardín, un jardín totalmente distinto al del otro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s