“No señor, ya no trabajo aquí”

Me senté en aquella banca donde casi siempre me sentaba, hace ya 3 años.
La vida desde ahí ya no era la misma. Algo en su matiz cambió, algo de su olor se fue.
Aún están mis recuerdos y aquellas tasas de café…
Aquella banca que me vió, aquella banca que me escuchó…
El tiempo se va así cómo las personas, las cosas cambian, los lugares desaparecen y la memoria se estremece.

Mi café se fue enfriando aquel día en que en mi mente no cabía esa, la nueva escalera en el lugar de mi banca.

Mi cuerpo se escarapelo al levantar la vista y ver aquella monumentalidad, esa que no valía demoler por ver por última vez mi lugar aquel.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s