No one.

Darling:

Hoy, después de mucho escuchaba una canción en la radio, mi memoria se quebraba y trataba de recordar ¿porqué?. Un viento helado traía hasta mi mente, lo veía tan borroso, oscuro, tan difuminado aquel recuerdo:

Invierno del 2007, después de un año y cinco meses, yo tomaba un avión, sola rumbo a esa tierra que nunca me quiso tanto como aquel verano peruano.

Subía a un avión cansada, llenaba cautelosa todo papel que me entregaban. Me apartaba sola a lo desconocido, a una gran aventura.

El miedo me invadió  y cada minuto no deseaba mas que fueras tu quien me acompañara. Pero tu no subiste a ese avión, pero  tu te quedaste en la realidad, mientras yo emprendía un largo caminar, un largo viaje, desde el cual, cariño, aun no regreso.

Recuerdo el temor aquella noche que llegue, coger maletas y un asiento; esperar, esperar las 6, un bus, una estación y otro bus y mas estaciones, innumerables, gente, miedo, tu ausencia.

Aquella camioneta negra que me recogió parecía ser familiar, y ahí sonaba “I just want you close, where you can stay for ever” y yo solo deseaba estar a tu lado y cantarte al corazón  minuto a minuto, el tiempo tenia que pasar rápido, tenia que contar los días, te amaba tanto…

Esperaba tanto coger un teléfono, escuchar tu voz, esperaba tanto unas palabras reconfortantes…

Teníamos una promesa, te escribiría cada día, cada cosa, te contaría todo, eras tu quien se ganaba mi confianza, no había mas después de ti. Eras tu, con todas mis fuerzas eras tu. Tu aroma, tu voz, tu calor, solo tu y nadie mas.

Llevaba una semana incomunicada recuerdo, pero te escribía y te enviaría postales, bien lo recuerdo. La tecnología me ayudaría a decirte que todo iba bien.

Y prometí decírtelo todo, y hoy cuando te recuerdo 5 años después, te lo diré: Nunca nada me destrozo el alma como aquella vez.

Había lluvia como todas las tardes, tenia gripe y una bicicleta. A 15 minutos estabas tú.

Tome mi pasaporte y me fui, esperando un solo gesto que me devolviera una sonrisa, la alegría  las ganas y la esperanza…

Maneje como loca, cerrarían la librería pronto y no podía un día mas sin ti.

… Lo que quedo de mi salio en bicicleta a pasear por aquellos jardines de luces, lo que quedo de mi, se quedo en el sótano con fiebre 40.

La vida podía ser dura conmigo, yo puedo tocar fondo y sola, pero nunca, nunca nadie me dio tan fuerte como tu. Golpeaste mi alma y mi corazón con tanto derecho, como si fuera una venganza a tu mala fortuna. …

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s